RECETAS PARA EL RESFRÍO

En épocas donde las temperaturas bajan, estamos expuestos a resfríos y es bueno saber que podemos curarlos a través de los alimentos. ¿Cómo? Aquí te compartimos algunas recetas para elevar tu inmunidad y curarte.

dbc623243ebc40306f41c708be0a9209

Batidos:

  • Kiwi (2), naranja (1), papaya (1/2)
  • Pomelo (1/2), mandarina (2) y mango (1)

Observación: puedes agregar un poquito de agua de coco, o alguna bebida fermentada como kéfir o rejuvelac

Jugo verde:

  • Espinacas (2 puñados), perejil (un manojo), ajo (3 dientes), apio (1 rama con tallo) y pepino (1)

Jugo de frutas:

  • Piña (3 rodajas), jengibre (3 rodajas) y cúrcuma (2 rodajas)

 

Captura de Pantalla 2019-06-21 a la(s) 13.47.40.png

Leche vegetal:

  • Leche de almendras, canela (1cda), jengibre, (1/2 cdita) ralladura de naranja
    (1 cda), clavo de olor (1/2 cdita), llevar a fuego bajo, y dejar reposar.

Ensaladas:

  • Zanahorias (1), repollo (1/4), cilantro (un puñado), jugo de ½ limón, espinacas (1 puñado), y acompañar con fermentados

Captura de Pantalla 2019-06-24 a la(s) 12.26.49.png

Tés:

  • Jengibre, limón y miel
  • Laurel, limón y miel
  • Cúrcuma, pimienta y jengibre

Jugo de fermentados:

  • Beber la salmuera o hacer jugo con el extractor, de fermentados como el chucrut o kimchi

Bebidas fermentadas:

  • Rejuvelac de germinados de quínoa

 

_MG_7096.JPG

Fermentados en salmuera:

Para ambos preparar una salmuera con la proporción de 1 litro de agua filtrada o mineral, con 20 o 30 gr de sal de buena calidad y sin refinar para aprovechar sus bondades minerales, como sal marina, de roca, o del Himalaya. Lo disolvemos bien, y este será el medio donde ocurrirá la fermentación del alimento que utilicemos.

  • Fermento de ajos: aplastamos unas 3 cabezas de ajos, los pelamos y los colocamos en nuestro recipiente fermentador (frasco de vidrio, o jarra cerámica), de manera tal que queden apretados. Luego colocamos la salmuera, procurando que no floten.

Observaciones:

  • El alimento no debe flotar porque corre el riesgo de entrar en contacto con el aire, y producir hongos o bacterias. Para evitar correr el riesgo, se procura apretarlo bien. También se puede introducir un recipiente más pequeño dentro q sea de vidrio, o usar unas hojas de repollo para cubrir.
  • Cuando aplastamos los ajos es cuando se activa la alicina, que es el componente del ajo que tiene maravillosas propiedades antivirales, antibióticas y antioxidantes
  • Puede ocurrir que el agua se torne de un color verde azulado, producto del alto contenido de azufre, lo que es solo un detalle que no modifica la calidad del fermento
  • Fermento de cebollas: Cortar las cebollas en juliana (blancas o moradas, según tu preferencia). Colocarlas bien aplastadas en el recipiente para fermentar y luego colocar la salmuera. Tomar los mismos recaudos que en el fermento de ajos. Las cebollas lactofermentadas es un potente remedio antibiótico que eleva nuestra respuesta inmunológica protegiéndonos de agentes patógenos.

Para ambos fermentos, se recomienda dejarlos un mínimo de 1 semana, en un lugar oscuro y preferentemente cálido, pero cuanto más tiempo lo dejamos ( 4 o 6 semanas), sus propiedades aumentaran más aun.

Una vez transcurrido el tiempo deseado, los guardamos en la heladera, y los iremos usando poco a poco en nuestras comidas.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s